Experiencias guiadas

  CURSOS:        PANO-ExpGuiadas

GLOBO-ExpGuiadas

Las experiencias guiadas como forma de meditación dinámica 

Permiten aproximarse de modo figurado y alegórico a conflictos frecuentemente racionalizados, aportando recursos argumentales y narrativos a fin de integrarlos y ganar coherencia en la vida diaria. 

“Experiencias Guiadas” Silo, 1989

Guión tipo: 1.entrada y ambientación, 2.aumento de la tensión, 3.escenificación del conflicto 4.opciones de nuevo desenlace, 5.disminución de la tensión y 6.salida suave en buen clima.

Pasado

Recursos narrativos y argumentales de reconciliación

El niño

Recordarse o imaginarse como niño en el lugar y momento en que se sufrió una injusticia. Comprender y perdonar aquella injusticia mientras se imagina al niño corriendo feliz por un campo luminoso.

El gran error

Recordar el momento o los momentos en los que se cree haber equivocado el rumbo de vida. Momentos en los que uno supone que si hubiera elegido bien, la vida sería más feliz. Verse en situación. Reconocer que el rumbo que se tomó en aquél momento era el único posible. Considerar que de haber procedido de otra manera, las cosas hubieran resultado peor que en el momento actual. Proponerse a futuro elecciones más libres.

El resentimiento

Imaginarse de noche en un jardín oscuro bañado por la luna. Muy próxima, la sombra de una persona que ha producido en uno mucho daño. Está encadenada a un árbol y pide perdón y ayuda. Romper su cadena y salir caminando alegremente mientras se eleva el sol del amanecer.

El animal

Recordarse en una situación frente a un animal que haya provocado especial temor. Hacer frente a la situación mientras se observa que el factor de temor va perdiendo fuerza hasta resultar simpático.

La nostalgia

Recordar relaciones amorosas o afectivas que fracasaron. Imaginarse en situación. Agradecer a la otra u otras personas involucradas, los momentos de felicidad y aprendizaje logrados a su lado. Observar una bandada alegre de pájaros en el cielo azul.

El deshollinador

Representarse en un sofá frente a una persona con la que se tiene gran confianza. Contarle completamente un suceso que se ha guardado siempre como un secreto oprimente. Luego, imaginar que la otra persona se acerca y va ayudándolo a uno a expulsar por la boca una forma viscosa y tibia de sabor repugnante. Mientras la forma es extraída, experimentar gran alivio interno, comprobando que ello se va esfumando en las manos del colaborador. Salir de la habitación con sensación de gran tranquilidad interior.

El enemigo

Recordar a alguien hacia el cual se conserva una actitud de resentimiento. Imaginarse en la situación que provocó ese estado. Luego, esa persona en el momento en que está por caer en un abismo. Arrojarle una cuerda y salvarla de una muerte segura.

La pareja ideal

Imaginarse en una sala muy larga y observar que se acerca una figura con el rostro cubierto. Cuando está muy próxima, tratar de ver sus facciones a través del velo que la cubre sabiendo que se trata de la persona que uno idealizó como pareja. Reconocer en otras personas con las que se sostuvieron relaciones afectivas, puntos de coincidencia con la pareja ideal.

La muerte

Representarse…

Presente

Recursos narrativos y argumentales de ubicación en el momento actual

La protectora...

…de la vida. Imaginar, en una hermosa gruta tropical con un arroyo de agua cristalina, a una señora muy bella de porte digno y amable. Acercarse e indicarle qué punto del cuerpo es el más débil o enfermizo. Hablarle de la disconformidad que uno siente con ciertos aspectos del propio cuerpo. Representar a la señora tocando y vivificando ese punto. Escuchar su enseñanza sobre el maravilloso instrumento que es el cuerpo y sobre lo afortunado que uno es, pese a las dificultades que pueden parecen enormes. Luego, beber agua del arroyo y alejarse caminando por la playa de arena muy fina.

El minero

Se desciende merced a un montacargas hasta el fondo de una mina. Allí se está solo en un socavón asfixiante y mal iluminado. Arrastrándose por un estrecho pasadizo, se sale a un lugar amplio y con buena luz. Las ropas de minero quedan limpias y secas. Se asciende nuevamente en el montacargas.

El trineo

Imaginar que se maneja un poderoso trineo a motor. Descender por las laderas nevadas de un monte, esquivando coníferas y saltar desde un trampolín gigante. Llegar hasta un hermoso valle y reemprender la subida a la misma velocidad hasta llegar al punto inicial. Observar si aparecen inconvenientes en el descenso o ascenso y relacionarlos con dificultades en la vida diaria.

Los disfraces

Una fiesta de disfraces. Imaginarse frente a un espejo. En un instante uno aparece vestido con una ropa sumamente desagradable. Inmediatamente, con el mejor disfraz posible.

Las nubes

Imaginarse flotando en las nubes plácidamente. Saltar y hacer todo tipo de cabriolas como si se tratara de un inmenso colchón elástico. Correr y jugar alegremente con un ser querido. Descender a tierra por una escalera mecánica.

Contracciones...

… y expansiones. Imaginarse de pie sobre una baldosa blanca. Comenzar a reducirse. Ya se tiene la altura de un niño, luego unas pocas pulgadas y así siguiendo, hasta llegar a límites extremos de pequeñez, teniendo siempre por referencia a la baldosa. Comenzar el proceso inverso hasta llegar a la altura normal. Seguir creciendo hasta el límite en que se puede divisar la baldosa. Volver, finalmente, al tamaño normal.

Futuro

Recursos narrativos y argumentales de predisposición o propuestas positivas

La acción salvadora

Se está en un campo abierto. Hay fuertes terremotos. El cielo rojizo destaca una luna enorme. Fuertes vientos. Gente que huye aterrorizada en todas las direcciones. Se llega hasta una casa. Si uno penetra en ella se salva de la catástrofe, pero hay un guardián que pregunta: “¿Qué buena acción ha hecho usted en su vida?” No se puede mentir y si uno ha realizado una verdadera acción desinteresada -sin cálculos de beneficio personal- puede entrar. Se le cuenta la acción al guardián, pero este impide todavía el paso. Entonces, uno se promete realizar a futuro, otra acción desinteresada. El guardián se aparta y uno entra.

Las falsas esperanzas

Se está encerrado en una habitación sin puertas ni ventanas. Una voz dice por un altoparlante: “Usted no saldrá de aquí hasta que deje sus falsas esperanzas”. Luego explica que las falsas esperanzas son aquellas que uno sabe que no se cumplirán ya jamás -aunque uno viva como si intentara cumplirlas. Entonces, uno menciona esas falsas esperanzas y también aquellas que sabe, sinceramente, es posible que se cumplan. Se abre una puerta en la pared, mostrando un hermoso campo verde.

d

Sentido

Recursos narrativos y argumentales de motivación vital

La repetición

Se está caminando de noche por un callejón estrecho. Luz mortecina y bruma. Aunque se intenta salir por callejuelas laterales, siempre se vuelve al mismo lugar. Aparecen tres carteles a modo de flechas apuntando en direcciones diferentes. Uno dice: “Repetición de la vida” dando a entender que es lo que a uno le ha estado sucediendo. El segundo cartel dice: “Anulación de la vida” significando que por allí se va al desgaste, la pérdida de fuerza, la rutina y la eliminación del entusiasmo. Finalmente el tercero indica: “Más allá de la vida” mostrando que hay una posibilidad nueva que uno no ha aclarado todavía. Se permanece en la encrucijada meditando sobre la propia vida en relación a esos carteles. Por último se toma la dirección del tercero saliendo a una hermosa e iluminada avenida.

El viaje

Imaginar que se está en la cumbre de una montaña. Cerca desciende una nave como una burbuja transparente. Se penetra en ella, partiendo a una increíble velocidad. Se está viajando hacia un punto brillante que se agranda rápidamente. De pronto, en una explanada se posa la nave. Descendiendo, una figura humana ofrece una esfera luminosa que uno apoya en la frente recibiendo energía, paz y bondad. Emprendiendo el regreso, se desciende cerca de la propia casa con la sensación de que es posible renovarse internamente con una nueva y entusiasta dirección en la vida.

El festival

Se está en una pradera verde y luminosa. Hay miles de personas recostadas, pero no se apiñan, sino que están dispersas cómodamente. Al frente, un enorme escenario en el que se desarrolla un festival de música juvenil. Las flores son como de cristales preciosos, las nubes y el cielo parecen pintadas con trazos purísimos. Al observar una abeja se comprende que está verdaderamente viva. Luego sucede lo mismo con un hermoso gato. Finalmente, aparece un ser querido y uno comprueba que “él vive”. Todo es armonioso, pero no habitual…

La agonía, Experiencias con el guía interno, El descenso, El ascenso, Avances y retrocesos

[google8d0354bd5215f3d0.html]